Hay un factor que nos causa estrés que quizás muchas personas no han tenido en cuenta, quizás por desconocimiento. Los científicos lo han llamado: FALSIFICACIÓN DEL TIPO DE PENSAMIENTO.

Esto significa que los TALENTOS NATURALES de una persona no cuadran con las DESTREZAS que ha estado usando en su puesto de trabajo o en su vida cotidiana.

Según las investigaciones de la Doctora Katherine Benziger, forzarnos a trabajar en algo donde NO utilizamos nuestras habilidades naturales nos genera: ESTRÉS CRÓNICO, ANSIEDAD O DEPRESIÓN

Para ilustrar mi punto, les comparto una anécdota personal:

Soy “Madre Embajadora” en el colegio de mi hija menor. Este es un servicio voluntario que decidí tomar para darle la bienvenida a nuevas familias extranjeras y orientarlos acerca de cómo aprovechar su experiencia viviendo por primera vez en Colombia.

Conversar con personas nuevas y conocidas es una de mis experiencias favoritas, ya que tengo habilidades como la empatía, sembrar armonía en cualquier entorno, intuición, establecer puentes de entendimiento, alentar, enseñar y recibir con agrado.

En alguna ocasión, tuve la oportunidad de tomarme un café con los nuevos padres mientras completaban el proceso de admisión. Les conté acerca de mi experiencia en el colegio y de mis experiencias viviendo en Colombia ¡No pueden imaginarse la deliciosa mañana que tuve! 

Ahora bien, imagínense cómo me hubiese sentido si mi asignación hubiese sido sentarme en una oficina a clasificar documentos de admisión, sin la oportunidad de conversar con absolutamente nadie.

En el primer caso, tuve la oportunidad de fluir naturalmente al conversar con los nuevos padres porque estaba usando mi talento natural.  En el segundo caso, de haberse repetido de forma prolongada, me hubiese generado un estado de estrés y ansiedad.

¿Conoces con certeza todos tus talentos naturales?

¿En qué situaciones te sientes cómodo usando tus talentos naturales?

¿Tienes la oportunidad de aprovechar al máximo tus talentos en tu puesto de trabajo?